martes, noviembre 28, 2006

...una casa en reykjavik...


5 comentarios:

Xènia recordando... dijo...

Una casa en Reykjavik:

Me despierto por la mañana, porque no tengo insomnio en Reykjavik, en medio de sábanas grises... Me pego una ducha y salgo a la calle... Todavía quedan beodos por las calles, sonrío para mis adentros mientras la del puesto de pylsurs me da el cambio... Un gato maúlla...

(continuará)

elaine dijo...

oks, yo lo sigo dibujando (ya lo iba a hacer) y tu lo escribes ;)

Ahora no se puede tener insomnio... la eterna oscuridad da sueño... apenas 5 horas de día oscuro :D yuhu!!

Xènia dijo...

Para ti q eres marmot... Jajaja, te va de puta madre! "Marmot, marmot" gritan los niños mientras la señalan!

Elena, lejos de sentirse avergonzada, levanta la cabeza con orgullo!

elaine dijo...

la vida marmota es la vida mejor!
sin trabajar!
sin estudiar!
coooon la botella de ron!
yeeeeah!!

oria dijo...

Yo creo que en esa casa he estado "de fiesta"